jueves, 26 de enero de 2017

Los ninjas de las vacaciones

    ¡Muy buenas a todos! Llevo más de un mes sin publicar, debido principalmente a los exámenes, que prácticamente no dejan tiempo a nada más, y también a que he atravesado una mala época, por lo tanto no estaba en disposición de escribir. Pero ya he vuelto, y... ¡esta es mi primera publicación del año! Así que, aunque vaya con retraso, ¡feliz año nuevo!
    Hoy os traigo una historia de un grupo de personas que, como otras veces hemos podido ver, decidieron ayudar a los demás, haciendo sus navidades un poco más felices y más cálidas. En este caso, se disfrazaron de ninjas y comenzaron a repartir regalos en la calle entre los más necesitados, principalmente comida.
    Un aplauso por este tipo de acciones que nos hacen ver el mundo de otra forma más positiva y tranquilizadora.
    Aquí dejo el vídeo, en español, donde se ve a este grupo en acción.


    El protagonista de esta historia es Ryan Higa, un youtuber cuyo canal os dejo aquí (tiene otros vídeos interesantes): Nigahiga.


    Fuente: El Huffington Post

viernes, 9 de diciembre de 2016

Sueño 26: El semblante

Fecha del sueño: 10/11/16.

Recuerdo que estaba con un amigo de la universidad e íbamos de compras. Mi amigo buscaba una tienda que había en una calle llena de comercios. Más tarde descubrimos que dicha tienda había cerrado meses atrás.
Entonces comenzamos a hablar. Vivíamos en un mundo normal salvo por una peculiaridad. A cierta edad, normalmente en la adolescencia (aunque dependía de cada uno) en cada persona se manifestaba un poder, mágico podríamos decir. A dicho poder lo llamábamos "semblante" (como en la serie animada RWBY). Era único para cada individuo y requería de entrenamiento mental para poder utilizarlo. Además, no todos llegaban a tener este poder. A algunos nunca se les manifestaba.
Mi amigo me contó que estuvo investigando sobre cómo despertar el semblante (ya que ninguno de los dos lo teníamos) y dio con una serie de ejercicios que, con la práctica suficiente, se podría lograr manifestar el poder si se encontraba latente en la persona.
Al cabo de un tiempo bastante corto, mi amigo lo consiguió. Su habilidad era la piromancia. Podía generar llamas a través de su cuerpo y darles la forma que quisiera, así como lanzarlas.
Sin embargo, yo estuve mucho tiempo con esos ejercicios y no logré nada. Llegué a pensar que no lo tenía en mi interior.
Una noche, caminaba por una especie de gruta muy oscura cuando alguien se interpuso en mi camino. Me dijo unas palabras, las cuales no recuerdo, y se dispuso a atacarme (tampoco recuerdo cuál era su poder). En aquel momento, seguramente por la adrenalina, conseguí activar mi semblante. Logré crear una espada de rayos eléctricos de color azul y le asesté tres golpes a mi oponente. La sangre brotaba abundantemente y él quedó encogido en el suelo. Si ese hubiese sido mi verdadero poder, probablemente él habría muerto. Pero no fue así. Tras unos minutos, sus heridas se habían curado completamente.
Más adelante comprendí que mi verdadero semblante consistía en crear ilusiones. Podía generar cualquier objeto que deseara y hacer que fuese real durante unos minutos. Si hería a alguien con una de mis ilusiones, la persona sentía el dolor de las heridas (y estas eran visibles), pero todo desaparecía al cabo de ese tiempo.
Viajé por todo el mundo y conocí a más gente con poderes. Una chica podía endurecer su cuerpo y cubrirlo de roca aumentando su tamaño; otro chico podía crear cualquier líquido (lo utilizaba para hacer cerveza principalmente); y más poderes que no recuerdo.

Descubrí con el tiempo que también tenía el poder de activar el semblante de los demás a voluntad, aunque no podía controlarlo a mi favor.

sábado, 3 de diciembre de 2016

El burro herido

    Hoy os traigo una historia conmovedora, como muchas otras. Se trata de Hobnob, un burro que fue atropellado y herido por un coche. Cuando lo encontraron, estaba parado en un lado de la carretera, en tal estado de shock que se encontraba inmóvil. Una vez más, nuestros héroes de Animal Aid Unlimited en India (de quienes ya he hablado en alguna ocasión) vinieron a salvar a este pobre animal. Estuvieron tratándolo durante dos meses hasta que se recuperó de sus heridas. Aquí os dejo el vídeo:

    En la página web de esta organización podéis encontrar cientos de motivadoras historias como esta, así como la posibilidad de realizar un donativo para que siga funcionando.

miércoles, 30 de noviembre de 2016

Sueño invitado: Foto con Lee Min Ho


    Este sueño me lo ha enviado mi amiga Mabel, de quien ya publiqué otro sueño hace unas semanas. ¡Muchas gracias por la aportación!

Estaba de viaje con mi familia, incluidos tíos y primos por alguna región del norte de España. Resulta que nos encontramos con un salón manga y a mí me daba igual aunque mis primos querían ir (sobre todo los pequeñajos).
Cambié de opinión drásticamente cuando vi que había dos colas: una para entrar al salón manga, y otra para sacarse una foto con Lee Min Ho(actor coreano que hace poco estuvo en España rodando una serie y al cual no pude ver por tener clases). Me puse en la cola y mi familia se fue a ver el salón manga.
Pasaron dos horas, y cuando ya estaba a punto de tocarme a mí volvió mi familia. Me saqué una foto con Lee Min Ho, y quería aprovechar para decirle algo en coreano, ¡lo que sea!, pero misteriosamente se me había olvidado todo lo que sé de coreano. Entonces él le hizo un gesto al fotógrafo para que hiciera otra foto, esta vez en una extraña pose que quiso probar (a la pata coja y la pierna de arriba entrelaza con la mía). Aproveché y le dije cuánto le admiraba y cómo había decidido estudiar coreano tras ver sus series... Todo eso en español, él no entendió absolutamente nada, pero yo sonreí y me encogí de hombros, estaba feliz porque al menos se lo había dicho. La segunda foto quedó alucinante, y mi familia se acercó a verla.
No recuerdo qué chiste ni por qué mi primo, que es tan sólo un año menor que yo, parecía un maldito crío de primaria, pero sea lo que sea que hizo terminó colgado del cuello de Lee Min Ho. Eso en Corea del Sur es una falta de respeto si no tienes confianza con esa persona y sentí que me daba un ataque al corazón al verlo. Le grité a mi primo que parase y Lee Min Ho contestó en un perfecto español que no importaba. Yo le respondí que sí que importaba y que qué edad se creía que tenía... cuando me di cuenta de que me había hablado en español. Empecé a llorar y a gritarle a él a la vez que le tiraba las fotos a la cara: "Yo he venido para conocer a mi ídolo, no a un personaje de una serie. No estoy enamorada de ti, así que no me voy a comportar como una loca a pesar de que realmente me encantaron tus series. Debes de ser un buen actor porque como persona dejas mucho que desear".
Me desperté muuuuuy triste. Casi llorando, tanto que mi compañera de piso me preguntó qué demonios me pasaba y le dije "no tengo mi foto de Lee Min Ho". Cuando le conté el sueño ella dijo "Nunca la tuviste en primer lugar", pero... ¡es que ni en sueños puedo tenerla!

miércoles, 23 de noviembre de 2016

Trabajando con el corazón

    ¿Quién iba a imaginar que una tradición se combinaría con la tecnología para salvar vidas? Así ha sido en América del Sur, donde algunas mujeres del pueblo de los aimaras trabajan con la empresa PFM S.R.L para fabricar implantes para niños con un problema congénito del corazón, el cual consiste en un pequeño agujero en el mismo (ductus arterioso persistente). Este pueblo está repartido entre Bolivia, Perú, Argentina y Chile y habitan allí desde tiempos precolombinos.
    Las mujeres aimaras aprenden a tejer desde pequeñas con técnicas heredadas y adquieren una gran habilidad. Dicha destreza es la que les permite tejer los implantes, ya que son tan pequeños y requieren de tanta precisión para ser fabricados que solo pueden realizarse artesanalmente. El material utilizado para los implantes es un hilo de nitinol, una aleación de níquel y titanio. Este es introducido en el cuerpo del niño y permite tapar el agujero del corazón, de manera que el paciente puede llevar una vida normal.
    Es curioso y a la vez inspirador ver este caso en el que tradición y progreso no solo son compatibles, sino que además ambos son necesarios. Es todo un ejemplo para un mundo en el que se pierden muchas tradiciones y se pone tanto énfasis en el progreso tecnológico.



Fuentes: